[AD] Los buenos anuncios escasean

Gracias por querer invertir 1 minutos de tu tiempo en leerme para inspirarte y mejorar tus contenidos.

No me atrevo a asegurar que un buen anuncio te haga comprar, pero sí creo que un buen anuncio se te queda en “algún lugar” de la tu cabecita esperando el momento de “actuar”. Sabemos que son buenos porque que no podemos dejar de mirar, porque necesitamos saber qué marca se está haciendo un hueco en nuestra cabecita.

Pero esas campañas escasean, ya son pocas las veces que nos quedamos con la boca abierta. Encontrar una perla entre tanta ¿falta de creatividad? es cada vez más difícil. Vemos cientos (¿miles?) de spots al día, si todos fuesen buenos estaríamos todo el día comprando, ¿no? O peor, intentando decidir qué marca tenemos que comprar.

Así que para mejorar nuestra salud mental, los creativos mezclan algún buen anuncio entre muchos malos. Éstos son los que se repiten hasta el aburrimiento y los que llenan nuestras pausas publicitarias hasta hacernos olvidar qué programa estábamos viendo.

Quizá sea una estrategia conspiradora de las grandes marcas para hacer destacar aún más sus buenos productos. O, mucho más sencillo y lógico, que los malos anuncios necesitan repetirse porque no son efectivos (vía How advertising spoiled me).

Yo también me lo pondría en mi pared, junto con algún poster de Complot y algunas láminas de Excellence. Aunque quien debería tenerlo presente son los creativos, yo me limito a tener como salvapantallas los anuncios que más me gustan.

Ahora mismo, no recuerdo el último anuncio que me ha dejado con la boca abierta… seguramente alguno de coches. ¿Y a ti?

Temas relacionados
[AD] Publicidad en televisión
[AD] Optimismo para fidelizar

¿Más temas? Sigue atent@ y, si quieres, lo leerás aquí.

Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en estrategia y marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

6 comentarios:

  1. Hola Eva!

    La verdad es que he estado un rato pensando qué anuncio me ha dejado ultimamente con la boca abierta….y no he recordado ninguno. ¡Qué triste!

    Lo malo es que ahora se ha convertido en un reto, y creo que no voy a poder dormir hasta que no recuerde alguno…ups!

    En fin, debo estar muy negativo, porque desde hace algún tiempo sólo me llaman la atención los anuncios malos…y hay tantos!

  2. No creo que haga falta estar negativo para ver anuncios malos por todas partes. Lo importante es poder distinguirlos, tener criterio.

    Gracias por pasarte por aquí!

    Saludos,

  3. Eva, el último anuncio que me dejó con la boca abierta fue de Quilmes con respecto a la selección argentina y el mundial. También es cierto que yo soy bastante aficionado a casi todos los deportes de equipo (sobre todo el fútbol) y a los escritores sudamericanos como Galeano o Benedetti.
    Además, me emociono con historias interesantes del fútbol.
    Anuncio: http://www.youtube.com/watch?v=KizKZCC4HUM&eurl=http%3A%2F%2Ftancitaro%2Eblogspot%2Ecom%2F2006%2F07%2Fquilmes%2Dotra%2Dvez%2Dimpresionante%2Ehtml
    Enlazado en mi blog: http://tancitaro.blogspot.com/2006/07/quilmes-otra-vez-impresionante.html
    Historias de fútbol:
    http://www.patriagrande.net/uruguay/eduardo.galeano/el.futbol.a.sol.y.sombra/index.html

    Ya me dirás que te parece, que me interesa bastante.
    Saludos!

  4. Anuncio
    Enlazado en mi blog
    Historias de fútbol

    Lo siento, debe ser que olvidé el HTML en todo este tiempo.

  5. Rafa,
    has conseguido que mi plantilla se descuajaringue! Todo sea por ver un buen anuncio.
    ¿Mi opinión? Que este tipo de spots, tan pasionales, sólo funciona con el deporte. Me viene a la mente cualquiera de Nike o de otros patrocinadores de mundiales, FIFA, Champions… etc.
    ¿Lo peor? Que cambiando la marca no determina el anuncio, serviría para cualquier otro patrocinador.
    Bueno, vale… me gusta 😀
    Gracias por volver a asomarte por aquí.
    Saludos,

  6. Vuelvo a disculparme por el estropicio que he montado. En fin..
    Tienes razón con lo del anuncio, cambias el anunciante y no pasa nada. No da identidad ¿Verdad?
    Sigo pasando por aquí, pero más discretamente, la falta de tiempo de la que padecemos todos.
    Pero sigo leyendote, siempre se aprende…
    Saludos!

No se admiten más comentarios